(Des)Ventajas de la constelación de satélites Starlink

Por Kilian Vindel - Astrolliurona / Astrobanyoles      

Instagram:  kilian_vindel_astrophotography     

Duración aproximada de la lectura del artículo: 4 minutos.

Los hechos:

  • STARLINK es el proyecto y, a la vez, la marca comercial de la empresa SPACE X, para la creación de una "constelación" de satélites de internet.

  • La investigación y desarrollo del proyecto se inician el 2015 en las nuevas instalaciones de SpaceX situadas a Redmond, estado de Washington.

  • El noviembre de 2018, SPACE X recibió la autorización del FCC (Comisión Federal de Comunicaciones, con sede en los EE. UU.) para desplegar 7.518 satélites de banda ancha, que se sumarían a los 4.425 aprobados en marzo del mismo año.

  • El 22 de febrero de 2018 se lanzaron los primeros prototipos de satélite y el 23 de mayo de 2019 los primeros 60 satélites. El inicio de las operaciones comerciales de la constelación está prevista para finales de este mismo 2020.

 

Las características de los satélites:

  • La constelación de satélites orbitará a 550 kilómetros, en la parte inferior de la OBT o órbita Terrestre baja.

  • Según los documentos presentados por SPACE X ante FCC (Comisión Federal de Comunicaciones), los satélites emplearán enlaces ópticos entre sí y antenas en fase digital en las bandas Ku y Can. Dada la magnitud y envergadura de este proyecto, SpaceX busca la confidencialidad hacia los detalles de los enlaces ópticos entre satélites, excepto en el hecho que utilizarán frecuencias por encima de 10.000 GHz.

 

La principal finalidad (según la empresa SPACE X):

  • SpaceX pretende convertirse en una ISP (Del inglés "Internet Service Provider") mediante la puesta en marcha de los 11.943 satélites previstos (7.518 satélites de banda ancha + 4.425 aprobados en marzo del mismo año).

  • Dará un servicio de internet de banda ancha, baja latencia y "cobertura mundial" abajo coste.

    • Se entiende por "cobertura mundial" el hecho que no habrá ningún metro cuadrado en todo el planeta donde no se pueda recibir internet. Repetimos: "no habrá ningún metro cuadrado en todo el planeta donde no se pueda recibir internet".

    • Entendemos por "latencia" el tiempo que tarda a transmitirse un paquete de datos entre dos puntos de una red, y es un factor clave en las conexiones a Internet.

    • El tráfico de Internet a través de un satélite geoestacionario tiene una latencia teórica mínima de al menos 477 milisegundos desde el usuario al satélite pero, en la práctica, esta latencia es de 600 milisegundos o más. Los satélites de Starlink operarán y orbitarán en órbita baja entre 1/30 y 1/105 de la distancia de las órbitas geoestacionarias y, por lo tanto, ofrecerían latencias en un rango de entre 7 y 30 milisegundos, comparables o inferiores en las redes de cable o fibra existentes.

  • Los beneficios de la venta de Internet servirán, siempre según SPACE X, para la financiación de proyectos relacionados con Marte.

 
El trasfondo:
  • La posible venta de STARLINK en el mismo gobierno de los EE. UU., en plena guerra 5G.

    • Se calcula que los EE. UU tendrían que invertir, para migrar la conexión 4G a la 5G, del orden de 150.000.000.000 $ (ciento cincuenta mil millones de dólares americanos), con cableado de fibra Óptica. La intención de la "Constelación" de Satélites Starlink es completar su proyecto con un gasto de "solo" 10.000.000.000 $ (diez mil millones de dólares Americanos). Estamos hablando pues, de un coste de una quincena a veces menor del que supondría migrar de 4G a 5G.

  • Space X también planea vender satélites para uso militar. Por razones obvias no se puede obtener mucha información sobre este punto, salvo algunos artículos como: SpaceX's Starlink eyed by OS military as co. raises $500-750M for development.

  • Aconsejamos, para entender algo más todo ello, este artículo publicado el 6 de febrero de 2020 en la prestigiosa revista Bloomberg, escrito por el columnista Ashlee Vance, y en el cual se afirma que SpaceX está planeando independizar su proyecto de internet Starlink y sacar a bolsa el negocio.

 
La problemática, con datos objetivos:
  1. Como principio general, las instalaciones de radioastronomía, o radiotelescopios, son muy vulnerables con los enlaces de telecomunicación de los satélites y a usos aéreos. En el espacio, los satélites STARLINK funcionan con energía solar y se comunican entre sí mediante enlaces ópticos y frecuencias próximas a la radio, que son las que utilizan los radio-astrónomos para estudiar el cosmos.

  2. Cuando miramos el cielo, querríamos continuar viendo la luna, los planetas del sistema solar, constelaciones, cúmulos globulares, nebulosas, galaxias...y no "constelaciones de satélites". Sin ir más lejos, la observación de las constelaciones fue indispensables por la supervivencia de nuestros ancestros y, por lo tanto, de nuestra especie.

 
La problemática, desde mi punto de vista:
  • Me pregunto si es estrictamente necesario que no quede ningún metro cuadrado del planeta donde conectarse a internet.
  • Me pregunto, también, si es estrictamente necesario que los dos mil quinientos millones de seres humanos que viven sin acceso a internet, pasen a "conectarse" en la red, por la gracia del Sr. Musk. A buen seguro que estos dos mil quinientos millones de seres humanos deben de pensar que el resto necesitamos "conectarnos" en la vida.
  • A pesar de que no hay ningún trabajo que concluya que el exceso de satélites circundantes añada más estrés a la biosfera terrestre, parece razonable pensar que, y por un principio de causalidad, sí que haya afectación.

Me pregunto, por supuesto, por la verdadera finalidad del gobierno de los EE. UU. de América para adquirir toda esta red que no dejará ningún metro cuadrado del planeta sin cobertura. Y la finalidad no es otra, pues, que descargarnos el número más grande posible de datos, para tener un "target" de nuestras prioridades comerciales y intelectuales.


 

   

Kilian Vindel - Astrolliurona / Astrobanyoles

Instagram:  kilian_vindel_astrophotography

Email: direccion@vinpertour.com